Entradas

¿Dónde miran las esculturas?

Imagen
 En la ciudad hay sitios por los que pasas a diario. En la mía, por ejemplo, una coqueta plaza, con una fuente y una escultura de dos cofrades. A veces me entretengo en la fuente y a veces lo hago en la escultura. Pruebo encuadres o distintas profundidades de campo. Unos días hay una luz y otros días hay otra. Las condiciones son diferentes y mi mirada también, por eso cada fotografía es distinta. En muchas ocasiones, cuando estoy observando la escultura buscando un encuadre que me resulte atractivo, me he preguntando dónde estarán mirando esas dos figuras. Y una mañana, de repente, encontré la respuesta: están mirando al señor pasa con el carrito para hacer la compra. A veces se establecen curiosas sinergias entre los elementos del paisaje urbano y los hombres y mujeres que habitan la ciudad. Y si tienes suerte, estás ahí para captarlo con tu cámara. Nikon D200   50mm   f/1.8   1/2000   ISO 200

¿Naturaleza muerta?

Imagen
Me gusta la fotografía urbana. Es en la calle donde la fotografía cobra sentido para mí. Aprovecho el ir o venir del trabajo para hacer fotos con el teléfono o mi pequeña cámara compacta. Otras veces cojo la cámara y salgo con el propósito de hacer fotos. Observo lo que sucede a mi alrededor buscando posibles imágenes que captar. Es un ejercicio que a veces hago incluso sin cámara. Es como una especie de entrenamiento. El ojo va buscando imágenes interesantes, porque en realidad es el ojo quien hace las fotografías, no la cámara. Pero cuando me alejo del bullicio de la ciudad, a mi ojo le gusta fijarse en las cosas pequeñas, en la sencillez de una hoja seca que se resiste a desprenderse la rama y caer al suelo. ¿Una hoja seca es una hoja muerta?  Nikon D200   50mm   f/1.8   1/200   ISO 800   

¿Problemas con las drogas?

Imagen
  El paisaje urbano está lleno de elementos que llaman la atención del fotógrafo. Uno de esos elementos son los textos. Están por todas partes. En letreros indicativos, en anuncios y carteles publicitarios, en los escaparates, en la ropa que lleva la gente... Los textos son casi siempre un estímulo cuando estás en la calle buscando algún motivo interesante para disparar tu cámara. Han estado presentes a lo largo de la historia de la fotografía, y grandes fotógrafos les prestaron una atención especial. Entre ellos Walker Evans, quien hizo aparecer textos en un número importante de sus imágenes. Pueden resultar atractivos como simple elemento gráfico, porque nos hacen llegar un mensaje relevante o porque nos informan de que el hombre con el que nos cruzamos por la calle no tiene problemas con las drogas. O al menos no demasiado grandes. LG K40S   28mm   f/2   1/470   ISO 100

La geometría del paisaje

Imagen
 Decía Paul Klee, que una línea es un punto que camina. Y las líneas, esos puntos que caminan, son un elemento crucial en fotografía. Podemos usarlas para dirigir la mirada en la dirección que nos interese o para conectar diferentes elementos de la imagen. Con ellas subrayamos la perspectiva y la sensación de profundidad, podemos provocar sensación de estabilidad y tranquilidad si son horizontales, mayor dinamismo si son verticales o acentuar la sensación de movimiento si son curvas, quebradas o sinuosas. Sean líneas reales o una sensación provocada por la sucesión repetitiva de elementos iguales, reclaman un lugar de privilegio en la composición fotográfica. El paisaje urbano está lleno de puntos que caminan. Corren hacia el horizonte, nos rodean, suben hacia el cielo o se entrelazan con nuestros pasos en el suelo. Despiertan nuestra imaginación y nuestra curiosidad. ¿Qué nos espera al otro lado del puente? Samsung Galaxy S6   28mm   f/1.9   1/30   ISO 640

Vestido para comer

Imagen
 Las mascotas son otro de los motivos recurrentes en la fotografía callejera. Perros, gatos, cerdos vietnamitas... resultan casi siempre fotogénicos y su presencia es habitual en el medio urbano. Bueno, los cerdos vietnamitas no tanto, aunque tuvieron su momento. Para el fotógrafo resultan atractivos y para sus dueños y dueñas son un miembro más de la familia. Les visten con sus mejores galas y se marchan juntos a comer al restaurante. Aquí, uno de los dos comensales sigue esperando su comida. Samsung Galaxy S6   28mm   f/1.9   1/50   ISO 200

Un día de enero de 2018

Imagen
 Composición, encuadre, punto de vista, exposición... Una fotografía es todas esas cosas, pero también es un elemento que nos permite recordar, una ventana abierta a un momento concreto del pasado. Ahí están la parte técnica y la parte emocional, comunicativa. Esos son los dos elementos que entran en juego cuando uno se dispone a valorar una imagen determinada. La parte técnica, es algo objetivo. Descarto tal o cual imagen porque está quemada o desenfocada o trepidada... Salvo que se busque algún efecto concreto, cualquiera de ellos es un motivo suficiente para mandar la foto a la papelera. Con la parte emocional ya no es tan fácil. No es sencillo tomar distancia de tus fotografías, porque cada una de ellas te remite al momento y a las circunstancias en las que la imagen fue tomada. Aquí cuentas con el tiempo como principal aliado. Cuanto más tiempo ha pasado desde la captura, más cerca estás de poder valorarla con cierta distancia. Pero hay veces en las que no quieres mantener esa dis

Espera sobre fondo blanco

Imagen
  A veces, un fondo te llama la atención y se convierte en motivo fotográfico. Te encuentras, por ejemplo, con una pared blanca, ante la que no puedes por menos que pararte, preparar tu cámara y esperar. No sabes muy bien qué estás esperando, más allá de la vaga esperanza de que pase alguien o de que ocurra algo delante de esa pared que te estaba llamando a gritos. No es sencillo calibrar cuánto tiempo debes esperar. Mientras abres negociaciones contigo mismo al respecto, se acercan los primeros paseantes y eso te da argumentos para mantener en la negociación una postura favorable a que la espera sea razonablemente larga. Disparas una, dos, tres veces... Descartas una, dos, tres fotos... Tu postura a favor de la permanencia se debilita. No pasa demasiada gente. Tal vez no tenga sentido seguir esperando. Entonces se acerca una madre con sus hijas. Preparas la cámara. Ajustas el enfoque y compruebas los parámetros. La mujer entra en el cuadro con una de las niñas. Viene jugando con su ot