Entradas

Invisibles

Imagen
  Creo que cuando hacemos fotografía en la calle, es importante tener una postura ética, tener claro qué cosas estamos dispuestos a fotografiar y qué cosas no. Creo que no tenemos licencia para hacer lo que queramos. No está justificado fotografiar a gente que lo está pasando mal en la calle, registrar imágenes que muestren a personas en una situación humillante o tomar una instantánea si nos damos cuenta de que alguien puede sentirse ofendido o incómodo. No estoy hablando de fotoperiodismo o de fotografía documental, de quien se plantea realizar un reportaje que muestra las condiciones de vida de determinado colectivo. Pensemos en Dorothea Lange y la forma en que documentó las repercusiones del crack del 29 entre las clases trabajadoras estadounidenses. Pero la fotografía callejera no es ni fotoperiodismo ni fotografía documental. Sin embargo, hay situaciones como la mendicidad o los sin techo, que están presentes en nuestras calles. Casi siempre son invisibles, son ignorados, hacemos

Lugares mágicos

Imagen
Un buen amigo define la cámara fotográfica como un bloc de notas visual. Me gusta esa idea. Me gusta coger mi cámara y salir a la calle a tomar notas. Me gusta pensar que no existen situaciones excepcionales que anotar, que es el fotógrafo quien las crea con su cámara y su mirada. E igual que pienso que no existen esos momentos privilegiados, también creo que no hay mejores temas, ni lugares extraordinarios. Simplemente, la vida discurre sin detenerse, sin esperarnos, mientras nosotros vamos tomando notas con nuestra cámara. Nuestra mirada puede convertir cualquier situación en excepcional, cualquier temática en interesante y cualquier lugar en especial, basta con que nuestros ojos tengan la intención de encontrar. Y si nos gusta esa calle, una calle cualquiera por la que la gente vuelve a su casa del trabajo, porque vemos en ella una luz especial, entonces para nosotros se convierte en un lugar mágico. Xiaomi Redmi Note 10 Pro   35mm  f/1.9  1/1830  ISO 50  EV -2.2

Dejarse sorprender

Imagen
Camino por la calle con la mirada atenta. Más que atenta, curiosa. Creo que sin curiosidad no hay fotografías. Me gusta pensar, seguramente por mi pasado teatral, que la mirada del fotógrafo es igual que la del payaso, que observa lo que le rodea dispuesto a dejarse sorprender. Y ahí voy yo, con mi cámara y mi curiosidad, con mis ojos, mis oídos y mi cerebro abiertos a la sorpresa. No es difícil, porque en la calle siempre suceden cosas, solo hay que estar preparado para descubrirlas. El tráfico, los escaparates de las tiendas, el bullicio… De repente, sucede algo que llama la atención de la gente con la que me cruzo. Y no sé por qué, a mí me interesa más su reacción que lo que les ha hecho girar la cabeza. Solo el fotógrafo y sus personajes saben qué ha sucedido. Xiaomi Redmi Note 10 Pro   35mm  f/1.9  1/250  ISO 50  EV -0.7

Buscando profundidad

Imagen
  La realidad fotográfica es bidimensional, una pequeña imagen con una relación determinada de largo por ancho. En ocasiones, al fotógrafo le gusta jugar a romper el marco plano de las dos dimensiones y busca en el entorno urbano algo que le sirva para crear la sensación de profundidad. Un patrón de elementos que se repiten, unas líneas que confluyen en un punto de fuga, una disposición de colores… El fotógrafo cuenta con un gran aliado. Al cerebro de quien observa la foto, también le gusta jugar a creer que existe profundidad donde solo hay una imagen plana. Nikon D200   50mm  f/1.8  1/6400  ISO 100

Tal vez sea suerte

Imagen
 Sábado por la mañana. Cojo la cámara y salgo a hacer fotos. Cerca de casa han abierto una nueva cafetería. Me detengo a tomar un café. El nuevo sitio está bien. Termino mi café y me dirijo al antiguo matadero municipal. Un bonito edificio de 1884, que fue recuperado como complejo social y cultural cien años después de su construcción. Una preciosa biblioteca municipal, centro cívico, ludoteca, centro de convivencia para mayores, centro de artesanía… Sí, a veces el dinero público se invierte bien. Conozco el lugar, pero aún así, doy una pequeña vuelta de reconocimiento para ver qué luz hay esa mañana. Pienso que una puerta y la intensa luz de mediodía pueden dar juego. Seguramente en esto de la fotografía existe cierta dosis de suerte, pero parafraseando aquello que dijo Picasso sobre las musas, si la suerte existe, que me pille con la cámara en la mano. Y tal vez sea suerte, pero entonces atravesó la puerta un chico joven, que no pudo esperar a llegar a la cancha de baloncesto para po

Opciones creativas

Imagen
  El blanco y negro nos permite ver con cierta claridad, que la fotografía tiene más de interpretación que de espejo de la realidad. De entrada, la ausencia de color nos aleja de una realidad que percibimos llena de colores. Esa distancia nos abre la puerta a una serie de opciones creativas que el color, por estar más cerca del “realismo”, tal vez no admitiría tan fácilmente. En su proceso creativo, el fotógrafo puede decidir interpretar una imagen casi de cualquier manera. Puede extremar las sombras, las luces, el contraste, las texturas…  y el resultado no tiene que ser necesariamente malo. LG K40S   28mm  f/2  1/470 ISO 100

Un recuerdo infinito

Imagen
 A veces, simplemente, hacemos una foto para conservar el recuerdo de un viaje, de un lugar, de una compañía. Y a veces también, suceden acontecimientos que convierten una imagen en algo especial. No hemos vuelto a París desde el incendio. Sin duda volveremos (cómo no regresar a París), pero ya nunca será posible hacer una foto como esta. La Notre Dame que conocimos será, ya para siempre, un recuerdo infinito. Canon Ixus 70   50mm f/10 1/200 ISO 80