Alguien vigila nuestros pasos


 La ciudad cambia, está en constante transformación. Como las estructuras y las relaciones sociales, como las personas que la habitan. De un pronto un día pasas por un sitio, una calle cualquiera, uno de esos lugares por los que transitas habitualmente, y una entidad bancaria ha colocado una enorme pantalla en la que se reproducen sus medidos mensajes publicitarios. Y al mirarla con los ojos de quien busca motivos fotográficos, descubres alguna imagen interesante. Tal vez, si se estableciese algún tipo de interacción entre la realidad de calle y las imágenes de la gran pantalla... Te preparas y esperas el momento adecuado que relacione la gente que pasa y la imagen que aparece en la pantalla.

Xiaomi Redmi Note 10 Pro
25mm  f/1.9  1/50  ISO 68

Comentarios

  1. La paciencia infinita del fotógrafo de calle, y te dio buen resultado. La ciudad procura siempre alguna buena instantánea, en ocasiones es un torrente de imágenes que cuesta ordenar.

    ResponderEliminar
  2. La paciencia casi siempre da algún resultado. Y a veces, incluso te da lo que buscabas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Un día de enero de 2018

Variar la perspectiva