Maniquís: superposición estratificada


 Los escaparates ofrecen un sin fin de motivos fotográficos. Ese juego de reflejos y planos que se superponen, que se mezclan unos con otros, componen un pequeño rompecabezas, un jeroglífico de estratos espaciales que me resulta enormemente atractivo. Sí, no puedo resistirme a disparar mi cámara o mi smartphone delante de un buen ejemplar de escaparate. Este tiene la peculiaridad de ocupar una esquina dando a dos calles, con lo que priman los planos y las transparencias sobre los reflejos.

20mm. f/4. 1/250. ISO 125 EV -0,33

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018