Medio autorretrato en blanco y negro


 Sería a principios de los años noventa cuando tuve mi primera cámara réflex. Hice muchas fotos. Sobre todo paisaje y macro (siempre me atrajeron las cosas pequeñas), hasta que la irrupción de la fotografía digital me dejó fuera de juego. Para mí la fotografía era un fenómeno esencialmente químico y lo digital... Tras algunos años en blanco, me regalaron una pequeña cámara compacta (Canon Digital Ixus 70) que aún utilizo a diario para mis fotografías callejeras. En su momento hacía de ella un uso de baja intensidad. Me faltaba esa cuidada selección del objeto a fotografiar y el cosquilleo de esperar el resultado tras el revelado del carrete. Luego vino mi segunda réflex (otro regalo) esta vez digital y me rencontré con la fotografía. Ahora utilizo la una o la otra o el samartphone... cualquier medio que me sirva para tomar una instantánea. Ahora pienso que lo importante no es el equipo, ni la técnica, ni la tecnología, ni el lugar... Lo importante es salir y hacer fotos, mirar la realidad (incluso cuando vas sin cámara) intentando descubrir dónde puede haber una imagen interesante.

LG K40S  f/2  1/25  ISO 400

Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo contigo. Es muy típico en fotografía confundir la herramienta con el resultado; lo importante es observar y capturar el instante; me alegro que pasaras esos años en blanco y ahora continúes con esta afición. Ánimo y muchas felicidades.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena toma... me gusta esa mitad de algo, esa manera de ver incompleta invitando al observador a llenar con la imaginación aquello que falta. Fotografiar es mirar, ver y comprender, los cacharros van luego...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018