Realidad alterada


 No tengo nada en contra del post-procesado fotográfico, pero no suelo usarlo demasiado. Algún pequeño ajuste en las sombras y poco más. Pero en alguna ocasión me vengo arriba. Cuando encuadré y vi la foto en la pantalla, me imaginé al chico entrando en una especie de realidad paralela. Tal vez fuera la luminosidad del sol de un mediodía del mes de agosto, ese instante con la calle vacía, el plano del encuadre... Después en casa, filtro gradiente, luces, contraste, nitidez... Al final me encontré con una imagen alterada de la realidad.

Por cierto ¿debe la fotografía (en especial la fotografía de calle) reflejar fielmente la realidad o puede permitirse la licencia de alterarla?

Smartphone  f/2.4  1/500  ISO 100  Post-procesado con RawTherapee

Comentarios

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Un día de enero de 2018

Variar la perspectiva