¿Dónde miran las esculturas?


 En la ciudad hay sitios por los que pasas a diario. En la mía, por ejemplo, una coqueta plaza, con una fuente y una escultura de dos cofrades. A veces me entretengo en la fuente y a veces lo hago en la escultura. Pruebo encuadres o distintas profundidades de campo. Unos días hay una luz y otros días hay otra. Las condiciones son diferentes y mi mirada también, por eso cada fotografía es distinta. En muchas ocasiones, cuando estoy observando la escultura buscando un encuadre que me resulte atractivo, me he preguntando dónde estarán mirando esas dos figuras. Y una mañana, de repente, encontré la respuesta: están mirando al señor pasa con el carrito para hacer la compra. A veces se establecen curiosas sinergias entre los elementos del paisaje urbano y los hombres y mujeres que habitan la ciudad. Y si tienes suerte, estás ahí para captarlo con tu cámara.

Nikon D200   50mm   f/1.8   1/2000   ISO 200

Comentarios

  1. El diálogo de lo inanimado ... y la magia de la fotografía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A poco que te fijes, hay tantas oportunidades y tanto que imaginar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018