La corredora de negro


 En la ciudad casi siempre hay gente que corre. Hay quien lo hace porque tiene prisa y quien lo hace porque no la tiene. A mí me gusta situarme como observador de las prisas de los primeros y de la tranquilidad de los segundos. Desde esa posición, siempre tengo la esperanza de poder encontrarme con el conejo blanco de Alicia en el país de las maravillas, corriendo obsesionado con su reloj. Pero con un poco de suerte, con lo que me encuentro es con una corredora de negro en el país de las columnas rojas.

Nikon D200   50mm  f/4.5  1/2500  ISO 200

Comentarios

  1. Tengo que decir que la tranquilidad que ultimamente te acompaña es buena consejera fotográfica. El contraste con el negro es muy acertado, así como perfecta la posición de la corredora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces no sé si es la tranquilidad la que me lleva a las fotografías, o si, por el contrario, es la fotografía lo que me lleva a la tranquilidad. Sea como sea, ¿cómo se podría disfrutar sin tranquilidad?

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018