Descansar en tu hombro


 Cuando haces fotografía en la calle, te puedes encontrar con un escenario que se te antoja interesante. Entonces te detienes, observas qué cosas suceden, valoras el potencial interés fotográfico, decides un encuadre, unos parámetros y esperas que se materialice algo parecido a esa escena que has imaginado que podría producirse. Haces varias tomas y entre ellas puede que encuentres alguna imagen que te resulte convincente. Pero en otras ocasiones la foto surge de repente. Vas caminando, y sucede algo delante de ti que hace que dispares tu cámara. Es una reacción rápida, casi instintiva, en la que apenas tienes tiempo para decidir un encuadre. Cuando te detienes ante un escenario imaginas una foto, cuando vas caminando la intuyes. Como cuando te cruzas con dos chicas jóvenes cargadas con la compra. Las ves detenerse, dejar las bolsas en el suelo y una de ellas descansa su cabeza en el hombro de la otra, mientras observan la niebla que difumina el fondo de la imagen.

Samsung Galaxy S6  28mm  f/1.9  1/100  ISO 40 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018