Buscadores de tesoros


 En una ciudad caben muchas ciudades. Unas viven dentro de otras. Como círculos concéntricos que nunca llegan a tocarse. En ocasiones se miran, se escuchan, se presienten, pero cada una sabe muy bien cuáles son sus límites, hasta dónde llega ese círculo al que pertenece. Hay una ciudad opulenta y consumista, otra generosa y solidaria. Hay una ciudad engreída y ociosa, y otra sencilla y trabajadora. Y hay una ciudad invisible y silenciosa, que tal vez fue una vez migrante o trabajadora, que busca entre los desechos del consumismo y la opulencia, algo que les sirva para aguantar un día más. Como buscadores de tesoros. Son las flores de nuestros cubos de la basura.

Comentarios

  1. Todos convivimos en una misma ciudad y no es igual una zona que otra. La lectura que hago, es que se tendría que fomentar la solidarida de las gentes. Todos los alimentos sobrantes que se tira a la basura, a otros les hace falta. La solidaridad de muchas personas, hacen que cuando van a la compra, deja una partida de su presupuesto para llevar productos indispensables a Cáritas. Allí es bien repartido, por personas altruistas que dedican parte de su tiempo, a las personas necesitadas.
    Que tangas una buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final me han saltado las lágrimas, es cruel pero a la vez precioso y muy justo son hermosos!

      Eliminar
    2. No soy Anónimo, soy Amparo, pero me he liado con la url

      Eliminar
    3. Igual no te has liado, y te tiene manía o algo, como a Ángel, que solo puede entrar como Anónimo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018