Buscando profundidad


 

La realidad fotográfica es bidimensional, una pequeña imagen con una relación determinada de largo por ancho. En ocasiones, al fotógrafo le gusta jugar a romper el marco plano de las dos dimensiones y busca en el entorno urbano algo que le sirva para crear la sensación de profundidad. Un patrón de elementos que se repiten, unas líneas que confluyen en un punto de fuga, una disposición de colores… El fotógrafo cuenta con un gran aliado. Al cerebro de quien observa la foto, también le gusta jugar a creer que existe profundidad donde solo hay una imagen plana.

Nikon D200   50mm  f/1.8  1/6400  ISO 100

Comentarios

  1. ¡Preciosa y lograda profundidad!

    ResponderEliminar
  2. Cómo ayuda la arquitectura urbana con esto de la profundidad. Me gusta el resultado!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Señora de rojo entre las sombras

Variar la perspectiva

Un día de enero de 2018