Those who pass


 

Hay sitios por los que pasas a diario y no reparas en que te puedan dar una foto interesante. Pero de repente un día te fijas en ellos. Te detienes, haces alguna foto y cuando llegas a casa les echas un vistazo rápido. Pero no funcionan. Piensas con más detenimiento en qué foto te gustaría obtener en ese sitio y al día siguiente te vuelves a detener. Tomas otras cuantas imágenes, y cuando las ves piensas que hay alguna que puede funcionar. Dejas pasar algunos días antes de revisarlas, eliges una y tomas un par de decisiones importantes: le sobra el color y lo que realmente importa son los que pasan. Y no sé muy bien por qué, pero al ver la imagen definitiva en blanco y negro, decides que esta entrada llevará el título en inglés. ¿Será por el black and white?

Comentarios

  1. Bonito paisaje urbano (anónimo :-), jeje)

    ResponderEliminar
  2. Ah! el blanco y negro, ese extraño objeto de deseo. Dejar descansar las fotografías es una buena técnica de distanciamiento de edición fotográfica (creo que me entiendes). Buena!

    ResponderEliminar
  3. A las fotos les sucede como al buen vino, necesitan su tiempo de descanso. Unas precisaran unos días, otras nos saltarán a los ojos en semanas y las hay que solo se dejan ver ya transcurrido mucho tiempo. Esas se ponen sus mejores galas cuando el fotógrafo decide prestarles atención y mirar su pura esencia . Ahí está el byn. Abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No soy Alex Webb

Teoría de la mente