Un contraluz



Hay lugares a los que suelo volver de vez en cuando a hacer fotos. Uno de ellos es el antiguo matadero municipal. Se trata de conjunto arquitectónico de finales del siglo XIX, que fue recuperado hace unos años para usos sociales y culturales. Está cerca de casa y me gusta pasear entre sus pabellones de piedra, mampostería y ladrillo. Me gustan sus colores, la combinación armoniosa de sus diferentes materiales, la luz que se filtra por sus puertas o entre las columnas de sus porches porticados, el trasiego de gente… La última vez que fui, me detuve frente a una vieja conocida. Una pequeña puerta que comunica dos de sus patios. Es sábado por la mañana y el sol brilla con ganas proporcionando una luz intensa con sombras profundas. Un hombre atraviesa la puerta y yo disparo. Cuando llega a mi altura me pregunta:

–¿He salido guapo?

–Solo una sombra, le digo.

–No me digas que una sombra.

Me acerco, le enseño la foto y con un gesto de aprobación me contesta:

–¡Ah! Un contraluz.

Entonces empezó a contarme que su cuñada les había hecho en la playa un montón de fotos a su mujer y a él. No había salido bien ni una. Pero les hizo una cuando se estaban moviendo, y el movimiento salió perfecto. Concluyó:

–¡Las cosas que se pueden hacer con la fotografía!

Comentarios

  1. Me gusta el Matadero de Madrid. Un lugar fotogénico y un buen lugar para comenzar un paseo por Madrid río. Buen contraluz, si señor.

    ResponderEliminar
  2. la imagen de un contraluz siempre me impresiona, y mas si hay una persona transitándolo, xq aparenta que se desplaza de un zona clara y segura, a no se sabe donde entre tinieblas. Me gusta es muy dramático (Amparo)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es como pasar al lado oscuro. Que la fuerza te acompañe.

      Eliminar
    2. Jajaja, yoo sooy tu hermanaaa!

      Eliminar
  3. Me gusta, esa persona a contraluz, que viene de la luz hasta las sombras.
    Me pareció, que la comenté ayer y puede ,que mi comentario haya ido a parar a la lista de spam.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un lugar para encontrarse

La noche nos saluda