Lo cotidiano


 Me gusta la fotografía de calle, porque no hacen falta muchas cosas para practicarla. No necesitas ir a lugares lejanos y exóticos, no necesitas cargar con un montón de kilos de equipo y cacharros fográficos... Solo necesitas coger tu cámara o tu smartphone, bajar a la calle y observar las oportunidades fotográficas que te ofrece lo cotidiano. Por ejemplo, alguien que ha hecho la compra y coge el tranvía para volver a su casa.

Comentarios

  1. Eso ya supone un viaje de aventura, todo es como nos lo propongamos, y la calle ofrece mil y una oportunidades, también exóticas. Tiene fuerza la foto, me gusta lo cotidiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida misma es una aventura, y las fotografías, los pequeños guiños que nos hace.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

No soy Alex Webb

Teoría de la mente